martes, 6 de diciembre de 2011

Periodos en los que se divide la historia de Roma.

La historia de Roma se divide en tres periodos fundamentales: la monarquía, la república y el imperio con su correspondiente caída. 


La monarquía (753a.de C. -509a. de C.)


En este periodo hubo siete reyes: Rómulo Numa Pompilio, Tulio Hostilio, Anco Marcio, Tarquino Prisco, Servio Tulio y Tarquinio el Soberbio. Los cuatro primeros eran de origen latino-sabino, y los tres últimos de origen etrusco.
Existia cierta organización social y política, como la división de la población en dos clases: los patricios, que podían tener derechos políticos y sus subordinados conocidos como la plebe, que  no tenían derecho a tener ninguna categoría política. El rey, elegido por el Senado, era el responsable de convocar el pueblo en guerra y de dirigir al ejército en la batalla. También era el juez supremo en todos los pleitos civiles y penales. El Senado sólo daba su consejo cuando el rey decidía consultarlo, aunque sus miembros poseían gran autoridad moral. Durante este periodo hubo una importante reforma militar, conocida como reforma Servia. Gracias a ello la plebe pudo adquirir propiedades y consiguió que tanto los patricios como los plebeyos, estuviesen obligados a servir en el ejército, donde se les designaba un rango según su riqueza.Este plan, aunque al principio servía a un propósito puramente militar, preparó el terreno para la gran lucha política entre patricios y plebeyos durante los primeros siglos de la República romana.
Mientras tanto la ciudad iba mejorando respecto a sus construcciones, sus murallas y su sistema de alcantarillado.
Su economía se basaba en la agricultura, ganadería y comercio

La Republica ( 509 a. de C - 27a. de C.)


 En este periodo de Roma el régimen republicano es la forma de gobierno, que se extiende desde el 509 a.C., en que se puso fin a la monarquía con la expulsión del último rey, Lucio Tarquino el Soberbio, hasta el 27 a.C., el comienzo del Imperio.
Políticamente el rey desapareció y fue sustituido por dos cónsules elegidos por los ciudadanos. En el Senado hubo modificaciones al poder ingresar en el plebeyos. Inicialmente sólo los patricios podían ocupar las magistraturas, pero el descontento de la plebe originó una violenta lucha entre los dos grupos sociales y la progresiva desaparición de la discriminación social y política a la cual los plebeyos habían estado sometidos.
Por lo tanto se creo la Asamblea Centuriada donde los ciudadanos tenían voz y voto.
 Estos cambios políticos crearon una sociedad con patricios y plebeyos enriquecidos e hicieron que el poder ingresar en el Senado fuera un privilegio hereditario de estas familias ricas. El Senado paso a tener un gran poder; declaraba la guerra y firmaba la paz, establecía alianzas con otros Estados extranjeros, decidía la fundación de colonias y gestionaba las finanzas del Estado. Aunque  la posición de las familias plebeyas más pobres no mejoró y el contraste entre las condiciones de los ricos y la de los pobres originó a finales de la República las luchas entre el partido aristocrático y el popular
 Roma aplicó durante este periodo una política exterior expansionista.

Durante la gran expansión, la republica va adquiriendo conocimientos nuevos y crecen tanto culturalmente, económicamente y politicamente.

La república se debilitó tras el mandato de Sila como dictador, el poder paso a manos de los militares.


El Imperio   (27a. de C a 476 d. de C.)
Comenzó en el año 27 a. C al otorgar a Octavio el título de Augusto lo que significa que el Senado le concede el carácter de emperador.Poco a poco se va estableciendo un sistema de poder monárquico  y militarista 
A este período se lo conoce como el Alto Imperio, después de Augusto hay cuatro dinastías de emperadores: la de los Julio-Claudios, la de los Flavios, la de los Antoninos y la de los Severos.
Todos gobernaron con un poder casi absoluto, basado fundamentalmente en el ejército. Las fronteras del imperio se siguieron expandiendo.
Durante el gobierno de Augusto, se puso fin a las guerras civiles, y comenzó a vivirse en orden, seguridad y prosperidad, con gran florecimiento artístico y cultural, conociéndose esta etapa como de la paz romana.
La ciudad más importante del imperio, era Roma, su capital. Donde los miembros del Senado y las familias ricas vivían en los domus, residencias muy lujosas, aunque la mayoría de la población vivía pobremente, en los insulae, casas de hasta cuatro pisos, inseguras e incómodas.
Con la muerte de Alejandro, en el año 235, terminó la dinastía de los Severos, y el imperio empezó una anarquía donde en muchos casos el gobierno estuvo a cargo de jefes militares, que duraban poco tiempo ya que en seguida eran derrocados, por otro jefe militar más poderoso.
A esta época se le llama el Bajo Imperio. El imperio fue dividido en una zona occidental y en otra oriental
Con Constantino se divide el Imperio, para su mejor gobierno, en cuatro partes: Oriente, Iliria, Italia y las Galias.
En el año 395, Teodosio I, divide el Imperio entre sus dos hijos: Honorio, a quien le correspondió el imperio de Occidente, con capital en Roma y Arcadio, a quien le correspondió el de Oriente, con capital en Constantinopla.
Hubo una gran crisis por el aumento de los gastos originados en un estado burocrático y militarizado y la presión de los pueblos bárbaros por ingresar a las fronteras imperiales.
En el año 476, el imperio de Occidente, cayó en poder de los pueblos barbaros. El de Oriente, más sólido económicamente, subsistió hasta 1453, en que Constantinopla cayo en poder de los turcos otomanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada